¡Vaya resaca!

Hola PsicoAmig@s!

¿Este fin de semana habéis abusado de los excesos?, ¿Habéis tenido alguna cena de empresa, salida con amigos/as, fiesta, compromiso…?

alone-62253_960_720

Os habéis pasado con la bebida y la comida y al día siguiente os habéis levantado diciendo: “¡Oh Dios mío, no puedo con mi vida!, ¡Me encuentro fatal!”

Pero lo peor de todo es que ya el cuerpo no aguanta como cuando teníamos 18 añitos…Sino que ahora sales un día más de la cuenta y sientes que te tiras todo el fin de semana hecho polvo, y llega el primer día de la semana y dices pero…¿Ya es Lunes?, ¡Si no puedo con mi vida!, ¡Me va a estallar la cabeza!

Pues bien, hoy os traigo unos consejos rápidos y eficaces, las tres “T”, a modo de primeros auxilios, para aliviar ese malestar que tenéis:

  • Tómate 5 minutos para relajarte. Respira profundamente por la nariz, aguanta el aire en los pulmones unos segundos y suéltalo lentamente por la boca. Repite este proceso varias veces. La respiración profunda hace que nuestros músculos se relajen, se oxigene la sangre y te sientas mucho mejor.
  • Tómate un té o café bien calentito. Éstas son bebidas estimulantes, ya que ambas contienen cafeína y harán que tu cerebro se mantenga activo durante el día.
  • Tómate un descanso de 5 minutos cada dos horas de trabajo aproximadamente. El cerebro trabaja y rinde mejor cuando se hacen periodos de descanso que cuando se trabaja del tirón.

Y recuerda, estos consejos son eficaces para momentos puntuales. Procura la próxima vez no pasarte con los excesos.

Disfruta, pero siempre con cabeza. 🙂

 

Vanessa Vizuete, Magister en Inteligencia Emocional y Salud.

Anuncios

“Somos lo que pensamos”: La influencia de los pensamientos positivos en nuestro bienestar.

Hola PsicoAmig@s!

¿Queréis aprender algo sobre los pensamientos positivos?

Tu bienestar no se nutre solo de alimentos, también debes alimentarte de pensamientos positivos para sentirte bien y ser feliz.

menú positivo

Por ello, hoy quiero que reflexiones y pienses qué cosas son las que te hacen sentir bien. No tienen que ser cosas materiales necesariamente. Si te paras a pensar te darás cuenta que, seguramente, lo que más feliz te hace son aquellas pequeñas cosas de la vida como, por ejemplo, dar un paseo, disfrutar de la compañía de alguien que te agrada, un abrazo, un beso…

Así que te voy a proponer algo muy sencillo y que te va a hacer sentir muy bien. Coge papel y lápiz para anotar. Vas a confeccionar un menú positivo del que te vas a nutrir cada día. Es muy sencillo y solo te llevará unos minutos.

Para poder desarrollarlo, imagínate el menú de una carta de un restaurante que frecuentes. ¿Qué te pedirías en ese menú? Un primer y segundo plato y un postre que más te guste, ¿verdad? Pues este menú positivo consiste en eso. ¿Qué cosas positivas te pedirías en el menú de tu vida para sentirte bien?

¿Ya tienes papel y lápiz?

Anota:

Mi menú positivo 🙂

Para desayunar: _______________

A media mañana:_______________

Para comer:__________________

Para merendar:________________

Para cenar:___________________

 

Ahora solo tienes que llevar a cabo eso que has anotado en tu menú positivo y…¡a disfrutar!

Y recuerda…Somos lo que pensamos, así que aliméntate de pensamientos y cosas positivas cada día.

Chantaje emocional

Hola a tod@s después de un periodo de inactividad, Psicovitale vuelve con fuerza otra vez!

Queríamos retomar nuestro blog con una tema que sale frecuentemente en consulta: el chantaje emocional.

¿En qué consiste?

El chantaje emocional consiste en manipular o intentar controlar lo que piensa, hace o siente otra persona, utilizando las emociones y sentimientos. Frases del tipo “tú verás lo que haces” o “si te va mal no me pidas ayuda” son sólo algunos ejemplos que resumen este tipo de comportamiento.

Solemos pensar que las personas que realizan chantaje emocional son personas egoístas y con maldad, pero en realidad cualquier persona puede llegar a hacerlo. De hecho, normalmente este tipo de chantaje suele provenir de personas cercanas que pueden anticipar nuestra forma de sentir, pensar y actuar.

¿Por qué funciona el chantaje emocional?

El chantajista sabe que utilizando sus “armas” producirá una serie de emociones negativas en la otra persona, tales como miedo, culpa o indefensión. Además  sabe que su “víctima” no podrá gestionar esas emociones de otra forma que no sea obedeciendo a sus deseos. Como siempre que hace chantaje consigue lo que quiere hace que su comportamiento se vea “reforzado” y por tanto, vuelva a comportarse así siempre que no esté de acuerdo con algo o quiera conseguir algo de otra persona.

¿Es el chantaje emocional una forma de maltrato?

Cuando el chantaje emocional se lleva al extremo, menoscabando los derechos de la otra persona se convierte en una forma de maltrato psicológico. Las consecuencias para la persona que lo sufren pueden conllevar problemas de baja autoestima, y sentimientos extremos de ira y/o indefensión.

chantaje

¿Qué podemos hacer para protegernos?

  • Ser conscientes de que no somos responsables de la situación.
  • Darnos tiempo para pensar. Para ello, se puede aplazar la conversación.
  • Hacer que el chantajista asuma su responsabilidad, haciéndole ver que su opinión no es una verdad universal sino una opinión particular
  • Expresar de forma abierta y asertiva nuestra opinión defendiendo nuestros sentimientos y pensamientos, a la vez que hacemos ver al chantajista que aceptamos pero no compartimos su opinión.

Esperamos como siempre que este artículo os sea de ayuda. Recordad que si lo necesitáis podéis contactar con nuestro equipo de profesionales para realizar una consulta sobre este o cualquier otra tema.

Depresión en Navidad

Hola a tod@s!

Ahora que se acercan estas fechas tan especiales queremos hablaros de un fenómeno que se da con mucha frecuencia “la depresión navideña”. Vamos a llamar así a un estado de ánimo decaído que se parece mucho a la depresión normal, ya que la persona no tiene ganas de hacer nada, está triste y tiene una visión negativa de todo lo que le rodea.

Puede que esto te choque precisamente con el espíritu de estas fiestas pero se da frecuentemente especialmente a medida que se van cumpliendo años.

DEPRES~1

¿Cuáles son los factores que propician su aparición?

1. Recuerdos de seres queridos, personas que han muerto o que se encuentran lejos con los cuales no se puede compartir estas vivencias. Se echa de menos a esta persona y se recuerda con nostalgia los momentos navideños vividos, puesto que no pueden repetirse, el pensamiento será negativo hacia esa situación y la persona afectada no tendrá ganas de fiesta. Está focalizando toda su atención en ese acontecimiento o en esa persona que falta y no es capaz de ver el resto del ambiente, como otros familiares que sí están con ella, otras situaciones nuevas y positivas, etc.

2. Recuerdos negativos de todo lo sucedido durante el año, en ellos la persona recuerda más todo lo que le ha ido mal y hace que se sienta más desdichada en esta época del año.

3. Estar lejos de casa también hace que seamos más propicios a sentirnos así, ya que pensaremos en las Navidades pasadas y no aprovecharemos lo que nuestro nuevo lugar de residencia o trabajo puede ofrecernos.

4. Pensar en lo que no podemos tener. En estas fechas la felicidad parece basarse en el consumo y muchas veces no podemos conseguir lo que nos gustaría, sintiéndonos mal por ello.

¿Qué podemos hacer para sentirnos mejor?

  • Haz que los recuerdos de los fallecidos se conviertan en algo agradable. Rememora las cosas positivas de esa persona.
  • Hecha mano de los tuyos para superar los malos momentos, hablar y expresar tus sentimientos te ayudarán a sentirte mejor, además muchos de tus pensamientos serán extremadamente negativos, si los compartes tienes posibilidades de que alguien te ayude a desmontarlos y a que veas la parte positiva.
  • Aprovecha los momentos bajos para estar contigo mismo y relajarte
  • No te dejes llevar por la publicidad. Busca tu propia felicidad, no tiene porqué ser igual que la de los anuncios. Disfruta estando con los tuyos y teniendo vivencias positivas , no te compares, saldrás perdiendo en la mayoria de los casos, no olvides que la publicidad está exagerada para incitarnos al consumo, sería muy difícil estar a la altura. Busca tu propio nivel y disfruta de él.
  • Aprovecha tus recursos y sé creativ@

RECUERDA SER FELIZ DEPENDE SÓLO DE TÍ!!!

Siendo positivos ante la adversidad: la resiliencia

Hola a tod@s!

Hoy queremos hablaros de un tema muy importante y que se está estudiando desde la Psicología Positiva: la resiliencia.

Esta es un proceso de crecimiento, transformación y mejoría en el ser humano donde maneja los acontecimientos y dificultades estresantes de tal forma que se levanta más fuerte emocionalmente y exitoso. Para lograrlo utiliza sus fortalezas internas y los recursos externos con que cuenta. El término “resiliencia” se conoce más en el campo de las ciencias físicas y se refiere a la capacidad que tienen los materiales de resistir a choques imprevistos sin quebrarse, o a recobrar su forma original después de haber sido sometidos a altas presiones. Posteriormente se aplicó este término al campo de las ciencias sociales para referirse
a aquellas personas, que a pesar de enfrentarse a circunstancias desagradables o a ambientes de alto riesgo, se desarrollan y se mantienen psicológicamente sanas y exitosas (Ruthen 1993).

Esta no es propia de un puñado de personas; todos los individuos poseen la capacidad para desarrollarla. La forma como se logra es un proceso individual que se manifiesta de diferentes maneras, y que conlleva pensamientos, actitudes y conductas que pueden ser aprendidas y/o modificadas por cualquier persona. Para desarrollarla no existen fronteras de edad, cultura, religión, status económico, político o social. En todos los lugares del planeta existen seres humanos resilientes.
La resiliencia no es un estado inherente en el individuo sino la forma positiva y saludable de enfrentarse a la vida y a sus circunstancias. Es un proceso de adaptación que se desarrolla progresivamente con el tiempo. Las personas resilientes no son inmunes a experimentar sufrimiento y tristeza ante las dificultades y acontecimientos; no están exentas al dolor. Lo que las distingue de las otras personas es que saben sacar provecho de esas experiencias y conflictos, a medida que surgen en la vida y se van tornando más fuertes emocionalmente ante los obstáculos; transformándose en mejores seres humanos.

Un ejemplo muy típico de la resiliencia lo podemos ver en la naturaleza, así las ostras producen las perlas al generar una sustancia viscosa para mitigar el malestar que le producen los granitos de arena.

¿Cómo podemos ser más resilientes?

  • Teniendo una actitud positiva ante la vida
  • Pensando que los fallos son oportunidades para aprender
  • No teniendo miedo a equivocarnos cuando tomamos decisiones
  • Aprovechando al máximo la vida

Desde PsicoVitale os aninamos a mantener una actitud positiva!!!!

Impacto psicológico ante el cáncer de mama: La importancia de ser positivos

Hola a tod@s!

Dado que hoy es el Día Internacional de la lucha contra el Cáncer de Mama, queríamos dedicar este post para todas aquellas personas que estén sufriendo esta dura enfermedad y las secuelas psicológicas que conlleva, y ofreceros unos consejos psicológicos para intentar hacer que sea más llevadera dentro de lo posible.

Impacto psicológico de la enfermedad

1. Consecuencias psicológicas

Cuando se sufre una situación en la que la persona padece cáncer, el paciente siente un cansancio que puede convertirse en un síntoma enormemente ansiógeno, el cual interfiere no sólo con su capacidad para llevar a cabo las actividades de la vida diaria, sino con su capacidad para relacionarse con las personas del entorno, desencadenando, además, un gran aislamiento social y soledad.

La sensación de pérdida suele ser intensa en un enfermo cansado y gira en torno a la pérdida de funciones, de capacidades, de interés, de salud, de control sobre su vida y sobre la enfermedad, de energía. En muchos casos estas pérdidas van acompañadas de determinadas necesidades, como las de permanecer tumbados, solos o sentados la mayor parte del día.

Entre las consecuencias psicológicas del cansancio puede describirse el aislamiento social, ya mencionado previamente, que resulta no sólo de la incapacidad para mantener relaciones sociales, sino también para establecer nuevos vínculos.

Actividades que antes resultaban placenteras ahora no se pueden realizar, viéndose limitadas también las actividades laborales, por la aparición del síntoma.

Como consecuencia de todo ello, la autoestima del enfermo puede verse significativamente alterada, pudiendo aparecer sentimientos de frustración, incapacidad e inutilidad.

2. Tratamiento psicológico: ¿Qué podemos hacer desde la psicología para hacer más llevadera esta enfermedad?

Debido a que este síntoma de cansancio altera tan intensamente la calidad de vida del enfermo, el tratamiento psicológico puede servir de ayuda al tratamiento farmacológico, potenciando los efectos de éste y optimizando la calidad de vida del paciente.

El tratamiento psicológico del cansancio en el enfermo con cáncer incluye:

•  La planificación y preparación, tanto física como mentalmente, de actividades placenteras que no requieran un esfuerzo físico excesivo. Estas actividades se deberían planificar en momentos del día en los que el enfermo indique sentirse menos cansado. Así, se conseguirá distraer al paciente, reducir sus sentimientos de inutilidad y evitar la frustración que surge de no poder llevar a cabo actividades a veces excesivamente duras para él.

• La planificación de periodos de descanso en momentos puntuales del día, evitando que el enfermo permanezca constantemente tumbado.

• La búsqueda creativa de nuevas maneras de realizar actividades que se realizaban y disfrutaban antes de comenzar a experimentar cansancio. Sustituir una actividad por otra, o reducir el esfuerzo o el tiempo que se le dedica es un modo a veces aceptable de poder mantener una cierta continuidad en tales actividades.

• La psicoterapia puede ayudar al enfermo a delegar determinadas tareas sin sentirse necesariamente inútil, a aprender a pedir ayuda cuando la necesite sin sentirse culpable, y a reducir sus sentimientos depresivos en el caso de que existan. Asimismo, la psicoterapia irá encaminada a tratar la hostilidad, impotencia, irritabilidad y frustración que derivan del cansancio

• Mantener un buen equilibrio en la alimentación y un ritmo físico adecuado deberían formar parte de la rehabilitación. La consulta con un especialista en nutrición y un fisioterapeuta pueden facilitar la definición de un plan nutritivo y de un régimen de ejercicios adecuados a la capacidad física del enfermo.

3. Consejos que puedes llevar a cabo para hacer frente a la enfermedad de manera positiva:

1. Intenta mantener la mente ocupada en actividades gratificantes y que no impliquen grandes esfuerzos físicos como: pintar, leer, ver una serie entretenida, charlar con un amigo, etc.

2. Intenta crecerte ante la adversidad, manteniendo dentro de lo posible un pensamiento positivo ante la enfermedad. Evita pensar cosas negativas y busca lo positivo. Cuando vengan a ti los pensamientos negativos, procura evitarlos realizando una de las actividades que te proponíamos para permanecer ocupado en eso y no en los pensamientos negativos.

3. Intenta no dramatizar la situación más aún y réstale importancia. Cuando una persona sufre una enfermedad tiende a ver todo más negro aún de lo que es. Desde la psicología alimentarse de pensamientos negativos, incide en empeorar más en la enfermedad. En cambio, la mentalidad positiva puede incidir en un mayor bienestar en la enfermedad. ¡Ojo! Con esto no queremos decir que por pensar positivamente se vaya a superar la enfermedad, sino que incide en tener una mejora en la recuperación.

4. Intenta apoyarte en los demás y expresar cómo te sientes. Puedes apoyarte en una amiga o confidente que te escuche y te de buenos consejos.

5. Intenta mantener un ritmo de actividad física moderado, sal a pasear o a tomar el aire a un parque, por ejemplo. Procura no quedarte encerrada en casa todo el día sin hacer nada.

6. Procura llevar una alimentación adecuada aunque no tengas ganas de comer, ya que esto será muy importante para añadir vitalidad a tu cuerpo.

Y, ante todo, ¡recuerda que no estás sola! PSICOVITALE te apoya en la ayuda contra el cáncer de mama ofreciendo su ayuda psicológica. ¡Juntos podemos superarlo!